Alvarado cayó en el debut frente a San Martín de San Juan

El torneo de la Primera Nacional es así. Parejo, luchado, sin demasiadas diferencias y que se define por detalles. Y en el debut de Alvarado, la balanza se inclinó para San Martín de San Juan, que golpeó en una pelota parada y se impuso por 1 a 0 como local ante un «torito» que, en gran parte del juego, impuso condiciones y pudo alcanzar la igualdad, en el arranque de la Zona 1 de la máxima categoría de ascenso del fútbol argentino.

Sin merecerlo, Alvarado se fue al descanso en desventaja. Pero en el fútbol no se merece, y en el mejor momento del «torito», cuando lo atacaba por los dos lados a San Martín, en una pelota parada en posición de 10, Nicolás Franco se elevó más que nadie y cabeceó perfecto, de pique al piso, lejos de la estirada de Lungarzo contra su caño izquierdo. Antes y después, fue equilibrado.

Comenzó mejor el equipo marplatense, que sorprendió, presionó, le sacó la pelota al local y tomó el protagonismo. Le faltó profundidad, pero mostró la postura que se esperaba. Tras una peinada de Vadalá, le faltó velocidad con la pelota a Sánchez para meterse cara a cara con el arquero. Un remate del «10», luego de un rebote, no tuvo la dirección esperada, y Belinetz no pudo conectar ninguno de los desbordes de los extremos. Del otro lado, la prácticidad de «Pancho» Martínez, con un equipo que no luce pero se encarga de no quedar mal parado y busca aprovechar sus chances. Tuvo dos y fueron las más claras de la etapa: un disparo lejano de Heredia, bien despejado por Lungarzo, y el cabezazo goleador. En la última, un tiro libre de Sebastián Jaurena se fue apenas por encima del ángulo derecho, lo que hubiera sido una merecida igualdad antes del descanso.

El complemento arrancó demasiado abierto. Alvarado iba sin profundidad y quedaban muchos espacios para San Martín que quería definir la historia. Fue un cuarto de hora complicado para el «torito» que se sostuvo en las manos de Lungarzo que evitó el segundo en dos oportunidades, primero a Casa y luego a Franco. Reaccionó el «torito» con una buena acción individual de Vadalá que terminó con un derechazo que besó el ángulo de Borgogno. Y ahí empezó otro partido, porque los cambios le dieron rédito a Giganti que empezó a lastimar, sobre todo por la izquierda con Aleo, que en una de las primeras llegó al fondo, metió el centro atrás y Barbieri, incómodo, remató de zurda, desviado.

El juego se hizo de ida y vuelta, el local no pudo definirlo y Alva llegó con vida al final. Por eso, casi se trae un puntazo a Mar del Plata, pero chocó con una notable intervención de Borgogno, que le sacó el empate a Rebecchi que se había elevado y conectado de cabeza un gran centro de Aleo. En la última, el delantero volvió a probar desde afuera y el arquero controló con seguridad para quedarse con la pelota y el triunfo de San Martín.

Derrota en el debut para Alvarado, que el próximo domingo a las 20 hará su estreno como local ante Guillermo Brown de Puerto Madryn en el «José María Minella.

Foto: Diario de Cuyo

Deja un comentario